LOS DABBAWALAS DE MUMBAI. Una Logística genial…y algo más

Hace unos meses recibí éste primer libro de la colección editada por ADL (Asociación para el Desarrollo de la Logística) y escrito por José Mª Mira Quilis, miembro fundador del CEL y ADL, consultor logístico y profesor universitario que tuve la suerte de conocer en el año 1.995 en la Universidad Politécnica de Valencia como “maestro” y presidente del tribunal en la defensa de mi Tesis fin Máster Universitario en Logística Industrial.

dabbawalas-mumbaiComo comenta Pablo Boix, presidente de ADL, Jose Mª es una persona de “valores, principios y prioridades”. Y yo añadiría con “vocación de servicio” y siempre disponible a atenderte y ayudarte. En una ocasión me comentó: “Javier, hay que amar a las personas”, ahora entiendo que el mensaje era “seamos unos Dabbawalas”, porque sus grandezas son la sencillez, la humildad, el espíritu de servicio, la mirada limpia y la sonrisa abierta.

“En igualdad de condiciones, la solución más sencilla es problablemente la correcta”. Y “José Mª ha visto en los Dabbawalas un ejemplo de entrega en la última milla muy bien resuelta. Y de una forma sencilla”.

Un dabbawala es un habitante de la ciudad india de Mumbai (antes Bombay) empleado en una industria de servicios única, cuyo principal negocio es la recogida de comida recién cocinada en cestas de almuerzo desde la residencia de los trabajadores de oficinas (principalmente en las afueras), transportándola a sus respectivos lugares de trabajo y posteriormente devolviendo las cestas vacías usando varios medios de transporte.

Un dabbawala, habitualmente en bicicleta, recoge las cestas de los hogares o, con mayor frecuencia, de la empresa de servicio (que cocina la comida). Las dabbas (cestas) tienen ciertos tipos de marcas en ellas, como colores o símbolos. El dabbawala entonces las lleva a un lugar preasignado, donde él y otros dabbawalas ordenan las cestas en grupos. Una vez agrupadas generalmente marchan en tren, (habitualmente existe un vagón designado para ello) provistas de marcas identificativas de la estación de destino así como la dirección donde debe ser entregada. En cada estación, las cestas son entregadas a un dabbawala local, quien las reparte. Las cestas vacías son posteriormente recogidas y devueltas a sus respectivos orígenes.

Más de 175.000 cajas de almuerzo son manejadas cada día por unos 4.500 ó 5.000 dabbawalas, todas con una tasa de coste mínima y una puntualidad perfecta. De acuerdo con un estudio reciente, sólo hay un error por cada 6.000.000 de envíos.

El New York Times publicó en 2007 que la industria de los dabbawala a sus 125 años de existencia continuaba creciendo a una tasa del 5-10% cada año.

En su número de Julio del 2008, The Economist publicó que los dabbawallas eran un modelo de precisión en los envíos del 99,9999%.

El servicio no se interrumpe incluso en los días de extremo mal tiempo, como suele ser el característico monzón de Mumbai.

“No conocemos ninguna actividad de distribución que sea capaz de prestar un servicio tan eficiente, mantenido a ese nivel durante casi 130 años. Lo más asombroso acerca de su logística es lograr que se de tan alta calidad sin ningún documento escrito, ninguna sofisticada tecnología para el seguimiento de la circulación de las cajas ni de los dabbas, sin utilizar ningún vehículo propio a motor para el transporte, salvo el tren de cercanías, los pushcarts, las bicicletas o a pie.

6 comentarios en “LOS DABBAWALAS DE MUMBAI. Una Logística genial…y algo más

  1. Pingback: Un ejemplo de gestión logística sin necesidad de inversa. | logispyme

  2. Soy la Directora de Adl, entidad que ha editado el libro y me sumo a vuestros comentarios y os invito a solicitarme el libro los que no lo tengais, os aseguro que merece la pena su lectura.

  3. Leyendo el post no se puede inferir mucho más allá de la simplicidad del sistema, sin embargo invita a una serie de reflexiones:
    – La gran mayoría de las veces en logística y en otras actividades incluimos controles y procesos innecesarios. Cada uno quiere aportar su granito de arena al diseño de una solución y al final se busca el compromiso más que la eficiencia.
    – Eslabones de esta cadena no aportan nada y encarecen y distorionan el conjunto
    – Partimos de paradigmas que casi nadie se atreve a discutir (autoridad, intereses)

    Intentaré leer el libro

  4. Buena aportación. Lo cierto es que el libro (desconocía la existencia de los Dabbawalas cuando me lo regalaron), lo leí fascinado de un tirón.

    Creo que se trata de una solución muy igeniosa, dificilmente aplicable en otro entorno ya que cuenta con las características propias del dabbawala, la religión, las fuertemente arraigadas costumbres, las distancias y comunicaciones en Mumbai, etc.

  5. Excelente aporte…

    “En igualdad de condiciones, la solución más sencilla es probablemente la correcta”

    La logística empieza y termina por el sentido común y un verdadero espíritu de servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s